¿Merece la pena madrugar cuando viajamos?

Buenas tardes desde uno de los puntos con mejores vistas de Nueva York. Si visteis el video blog que subí a Youtube sobre el paso por el Brooklyn Bridge dijimos una y otra vez lo llenísimo que estaba de gente. Es raro verlo vacío y es difícil pasarse en medio a hacer fotos sin molestar mucho. Por eso Leo y yo decidimos madrugar el último día pensando que a las 6 de la mañana el puente estaría vacío y … ¡¡BINGO!! Vacío aunque nublado y por lo tanto sin ver el sol salir pero en un ambiente mágico y los dos solos contemplando la Gran Manzana…

 FOLLOW ME ON BLOGLOVIN

No es la primera vez que madrugamos en un viaje. Por lo general escucho dos teorías:

  1. Es mejor acostarse tarde y no madrugar mucho para tener energía para todo el día.
  2. Es mejor levantarse pronto (sobre las 7) y no acostarse muy tarde ya que por la noche hay menos cosas que ver.

¿Pero y si nos planteamos madrugar más? Sobre las 5 o 5:30 de la mañana. Os parecerá una locura pero la noche anterior estuvimos hasta la una y media en la calle a la que hay que sumar una hora más de hacer la maleta y allí estaba a las 6:00 de la mañana, a 30 minutos del hostel a solas con Leo y la ciudad de Nueva York. Es una experiencia mágica que no se puede hacer todos los días, una experiencia única. Apreciar el silencio de una gran ciudad. Pasear por calles vacías cuando la ciudad que nunca duerme se durmió.

Si os digo la verdad… hecho de menos esos días viajando. Y hecho de menos esos madrugones. Cargar la mochila durante todo el día y descansar en una plaza desconocida viendo la gente pasar.

Remember:

COLLECT MOMENTS, NOT THINGS.

 BLOGLOVIN

| Instagram | Youtube | Facebook Pinterest | Twitter |

Email this to someoneShare on TumblrPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

3 comentarios

  1. ¡Qué fotos más chulas! Yo creo que madrugar hay que hacerlo siempre cuando viajas porque si no, está todo abarrotado y las fotos no quedan igual.
    Un beso ♥

  2. ualaaaaaaaa, qué pasada de fotos 😀 así desde luego que merece la pena madrugar 😀
    lo cierto es que sí, muchas veces madrugando se consiguen momentos de mucha tranquilidad en las grandes ciudades, donde podemos exprimirla un poco más que durante la tarde
    http://diannetho.es/berlin-trip/

    1. Siii, cuanta razón!

Deja un comentario