Londres, mis amigas y yo

Llevo exactamente cinco meses fuera de mi ciudad. Lejos de mi país, de mi familia y mis amigas (os). Aunque no me quejo porque yo lo he elegido y afortunadamente tengo un cachito de mi familia aquí: Leo y Sole. Mis compañeros de trabajo de vez en cuando me preguntan que por qué no vuelvo en verano teniendo allí todo. Y sí, allí lo tenemos todo: sol, buen tiempo, playa, sitios alucinantes y buena comida. Pero aquí estoy ganando y aprendiendo mucho, y siento que todavía me queda por aprender. Estoy aprendiendo a ser independiente, a ganarme lo que quiero y sobretodo a trabajar. Trabajo 38 horas a la semana y la verdad que hoy por hoy necesito un descanso y ojalá fuese tan fácil volver por unos días a Málaga, pero de momento tengo que aguantar. Pero ¿Sabéis qué? Soy super afortunada por lo que tengo.

Desde que estoy aquí he recibido cuatro visitas super importantes. Primero vino mi prima, su pareja y mi tía y justo una semana después mi madre, su pareja, mis hermanos y Patri. Boom! Todos de golpe me hicieron los días grises más bonitos. Y sí, todos tenemos días malos, y a tantos kilómetros de casa en esos días solo quiero una cena con mis amigas, mis niñas, un rato en el sofá con mi madre o un paseo sin más por la playa. No es la primera vez que hablo en el blog de mis niñas (ni será la última). La amistad es una parte súper importante de mi ser, pero mi amistad con mis niñas es algo que no se puede describir, lo son todo. Este año 2018 es el primero que nos hemos separado: dos en Málaga, dos en Polonia y dos en Londres. ¡Qué menos que acogerlas si están dispuestas a desplazarse!

Hay muchas cosas sobre mi futuro que no puedo saber, pero estoy 100% segura de que ellas formarán siempre parte de mis días. Muchas veces hablo de mis amigas y parece que son las únicas 5 personas en el mundo con las que me llevo, pero el vínculo que tenemos no es cualquier cosa. No pudimos reunirnos todas pero tener una parte de mis niñas aquí fue un chute de energía para seguir adelante. Tres días y medio para actualizar nuestra vida en directo, para compartir y vivir nuevas experiencias, para visitar y crear recuerdos. Tres días y medio de sonrisas y abrazos, de sonrisas y de despedida de nuevo. Por que mientras viva en Londres sé que no puedo verlas cada semana, ni si quiera cada mes. Pero estoy tranquila porque nada cambia aunque estemos meses sin vernos.

Lo mejor es que ahora ellas también forman parte de mi aventura en Londres.

Y por si me leen: Laura y Auxi ¡os estoy esperando!

 Remember:

COLLECT MOMENTS, NOT THINGS.

Fotos: Leo Hidalgo (@yompyz) y una servidora (@bearepresa)

 BLOGLOVIN

| Instagram | Youtube | Facebook Pinterest | Twitter |

Email this to someoneShare on TumblrPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

1 comentario

  1. Estar fuera de casa y alejada de la personas que quieres no es fácil pero cuando la conexión es fuerte no se rompe jamás. Además, aunque sean pocos días, te llena de energía poder compartir aventuras y hablar y reír en directo. Eso no tiene precio!
    Besotes

    http://www.mybeautrip.com

Deja un comentario