El Mejor Bizcocho Vegano – Recetas sin azúcar

Buenos días!! Os voy a confesar algo… estoy súper viciada a Jane the Virgin otra vez!! He estado meses y meses y meses esperando la tercera temporada y por fin está en Netflix!! El primer día ya me vi tres capítulos de golpe y no sabéis el antojo de dulce que me entró. En mi casa no somos muy de dulces y no había nada que me apeteciera. Hasta que vi el último dátil de los que me trajo mi amiga María de Dubai (los mejores que he probado). Volví al sofá a comerlo cuando de repente se me antojó comer bizcocho.. y digamos… que vino la inspiración! Probablemente esta receta esté escrita en más sitios, pero yo eché las cantidades y los ingredientes que me apetecía y de verdad… ¡el mejor bizcocho vegano que jamás haya probado! Dulce pero sin ser empalagoso, cremoso, con toques a plátano… y encima sano!!! Por cierto, era la primera vez que hacía un bizcocho vergano!

Decidí no echarle azúcar ya que tengo un montón de dátiles que compré el otro día en la tienda de los frutos secos. Nunca había echo postres con dátiles. De echo hasta hace poco los odiaba. Pero os prometo que no sabe a dátiles, aportan dulzor pero no sabor.  Y la zanahoria… no sé que tiene pero cada vez me gusta más! Todo lo cocino con un montón de zanahoria y el bizcocho sin duda está mucho más bueno si la lleva! Ahora que veo todo lo que he escrito estaréis pensando “que pesada” que nos diga la receta ya! Así es que allá va!

 FOLLOW ME ON BLOGLOVIN

PASOS A SEGUIR PARA HACER UN BIZCOCHO DELICIOSO:

  1. Triturar la avena hasta que quede como si fuese harina y añadir la levadura. Separar en el bol de mezcla.
  2. Rallamos nuestra zanahoria para que esté en trocitos pequeños.
  3. De la misma manera trituramos (con una batidora, procesador de alimentos o lo que tengáis en casa) los dátiles con un poco de agua hasta que se quede una pasta que no tiene que ser homogénea (puede tener trocitos pequeños que le dan un color morado después al bizcocho).
  4. Una vez los dátiles estén pasados añadimos (sin apartarlos) los dos plátanos y un chorro de nuestra bebida vegetal favorita (si no te gusta ninguna puedes añadir un poco de agua o leche de vaca si no eres vegano).
  5. Mezclamos todo en nuestro bol de mezcla y añadimos un chorro de aceite vegetal. Yo eché aproximadamente una quinta parte de un vaso, vaya un poco menos de un cuarto.
  6. Removemos todo muy bien con las varillas y preparamos nuestro recipiente para hornearlo. Yo lo puse en uno de cristal Duralex (si no me equivoco) y le echo harina en el fondo para que sea más fácil desmoldarlo.
  7. Lo metemos en el horno a unos 170 grados celsius durante media hora y lo tendremos listo para disfrutar.

 Remember:

COLLECT MOMENTS, NOT THINGS.

Photos by Leo Hidalgo (@yompyz)

 BLOGLOVIN

| Instagram | Youtube | Facebook Pinterest | Twitter |

Email this to someoneShare on TumblrPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario